DEPORTISTAS QUE INSPIRAN: Santiago Lange

El regatista argentino que desafió los Olímpicos y su propia vida. Un caso de discliplina y perseverancia.

Santiago Lange no solo fue el regatista de mayor edad que compitió en los Juegos Olímpicos Río 2016, sino que también lo hizo sin parte de uno de sus pulmones tras luchar contra el cáncer, que amenazaba su sueño olímpico. La emocionante historia de cómo la leyenda de la vela argentina superó el cáncer en los meses previos a ganar una medalla de oro olímpica.

Lange, de 55 años, participó en seis Juegos Olímpicos y es uno de los regatistas más distinguidos de la historia argentina y una de las figuras más destacadas en el plano internacional de la vela. “Los nueve meses siguientes a la cirugía hasta Río 2016, requirió el mayor esfuerzo de mi carrera deportiva”, dijo Lange a los medios. “La medal race resume todo lo que ha sido mi vida, en 20 minutos. Adversidades, levantarse y seguir adelante”.

Antes de Río 2016, y mientras se encontraba en la búsqueda de su sueño de toda la vida, ganar una medalla de oro olímpica, Lange fue diagnosticado con cáncer de pulmón. Solo meses después de someterse a una cirugía para extirpar una parte de su pulmón izquierdo, Lange y su compañera de equipo Cecilia Carranza Saroli, consiguieron el oro olímpico en la clase Nacra 17 en un emocionante final y a tan solo un punto de diferencia sobre el equipo australiano. Posteriormente, fue distinguido como el Regatista del Año por la Federación Internacional de Yachting.

La pasión de Lange por la vela comenzó cuando tenía seis años, al seguir los pasos de su padre, quien también era un regatista y había competido en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952. La primera vez que Lange representó a la Argentina en los Juegos Olímpicos fue en Seúl 1988, y luego ganó la medalla de bronce en Atenas 2004 y en Beijing 2008. Santiago ha transmitido su amor por el deporte a su familia y dos de sus hijos, Yago y Klaus, también compitieron en Río 2016.

La historia de Lange se puede resumir en su constante lucha y superación. Una muestra más del inquebrantable espíritu y perseverancia de los atletas destacados. El camino de los atletas que representan el espíritu olímpico demuestra cómo la voluntad y la determinación los ayudó a superar la adversidad y así alcanzar sus metas.

Share Button